martes, 24 de mayo de 2011

Entre un año despues del Bicentenario y lo que vieron sus ojos.



Mas largo, con la torre levemente distinta (ya habia sufrido bastantes modificaciones a esta fecha), asi se veia la Plaza de Mayo para fines del siglo XIX y con un pie en el XX. Cambio mas, o cambio menos, camino al Centenario, es lo que vieron los ojos de Jose y Dionisia.

¿Imaginaron estar presentes en los festejos, mirando los desfiles, o alla cuando 1902 desmigajaba sus ultimos dias era aun algo muy lejano, cuando el tiempo corria mas tranquilo, de otra manera?


Sin mayores pretensiones por ser la Capital, el Cabildo que tanto se lucio para el Bicentenario un año atras -con novedades que los protagonistas ni siquiera soñaron- no se diferencia en nada de la mayoria de los Cabildos que existieron en el pais: una larga sala capitular, con una galeria al frente con arcadas, ya fueran de uno o dos pisos, y una modesta torre. Pocos, como el de Salta, destacan por sus lineas barrocas y su belleza, sin embargo es el Patrimonio Historico que nos han legado donde no hubo desde el principio ni oro ni plata; pero aun asi, familias como las de Jose desde España, la de Dionisia desde Francia vinieron a buscar un futuro mejor en estas tierras.


No se que soñarian cuando se desmigajaba 1902 y 'el 903' como se decia en la epoca llegaba como un viento fresco en medio de la canicula del verano. Solo se que jamas soñaron con que no llegarian a ver los fastos del Centenario por distintos motivos.

2 comentarios:

fgiucich dijo...

Es un gusto, en una fecha tan propicia, que hayan vuelto como coresponde. Abrazos.

Nacida en África dijo...

No importaba que no hubiera oro ni plata pero sí había un mundo que se abría ante ellos lleno de esperanza.

Brisas y besos.

Malena

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More