domingo, 17 de abril de 2011

Segun de quien se trate.

Vendedores ambulantes con sus productos sobre la Fragata Sarmiento, Circa 1902/1903. Muchas veces, con personajes reconocidos, 'famosos', de prosapia, es dificil invesigar sus vidas: los datos no salen a la luz, se esconden, escamotean, o directamente estan en poder de sus descendientes que mas que orgullosos de tener alguna estatua en su familia, no van a aflojar la lengua. Prefieren que a su antepasado se lo recuerde como una estatua de tantas que proliferan la ciudad y ni se miran, antes que a una persona de carne y hueso, sangre en las venas, que tenia casi los mismos problemas que podemos tener hoy. En la Argentina, a los sectores que escapan a este nivel, se los estudio poco y nada y cada vez menos a medida que se desciende en la escala social. De ellos quedan algunos viejos objetos en algun museo, una foto en ocasion excepcional, y algun traje que para estas gentes habra sido glamoroso pero hoy se ve tan decaido como una lechuga pasada. Reconstruir familias de inmigrantes no es algo sencillo onsiderando que falta la documentacion completa de un periodo de casi 20 años; tampoco mata a nadie, solo se requiere de una paciencia tendiendo a infinito, una buena cantidad de cafe -digamos industrial- para mantenerse despierta, estar dispuesto a buscar por cielo y tierra mas todas las variaciones de apellidos en epocas que la gente no era muy prolija para escribir y sentido de detective alerta para captar cualquier asomo de posiblidad. Buscar a sus descendientes o posibles parientes es otra historia. Tambien nos enfrentamos a las negaciones: hemos escrito mails, nos hemos presentado con nombre, apellido, dado nuestros datos de contacto, toda forma de prueba que somos reales: en el mejor de los casos, la informacion no coincidia pero nos ofrecieron alguna ayuda, despues la pendiente se deslizo por la negacion de parentesco hasta la olimpica ignorancia de nuestro requerimiento para finalizar en la mala educacion de no dar una respuesta ni de cortesia. Costo, es verdad, y mas que un ojo de la cara: los dos mas bien despues de leer bastante, pero aun asi tenemos armadas a dos familias, dos familias trabajadoras, inmigracion incluida, sus hijos, los años de bautizo y hasta los nombres de los padrinos que iban formando un entramado de ayuda mutua en un caso, una familia partida, escindida en dos por un mandoble del destino en el otro. Los tenemos si, pero a pesar de todo, queremos saber mas de como eran, que soñaban, como sentian, que esperaban estas personas que nos precedieron, quizas tan parecidas a Uds. y a nosotras. El que sepa algo, que levante la mano: la historia no debe escribirse 'segun de quien se trate'.Todos tienen el derecho a figurar en ella.

5 comentarios:

Ana di Cesare y Alejandra Sotelo dijo...

Al menos alguien se tomo el trabajo el dejar para las generaciones venideras un testimonio grafico de todos aquellos que subian a bordo. El fotografo del buque escuela argentino, retrataba lo mismo a un grupo de empirongotados visitantes, como asi tambien a un grupo de vendedores ambulantes, sin discriminacion alguna, pues retrato, contra lo que muchos sostienen que ya no se veian mas, hasta los afroargentinos, que lucen pulcros y bien vestidos contra los descalzos tripulantes de la nave.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Lo que me queda pendiente es como subirlo al carrusel, pero bueno, ya me saldra uno de estos dias.

fgiucich dijo...

De todo, como en la viña del señor. Muy buena entrada amiga. Abrazos.

Nacida en África dijo...

Mi querida Alejandra: Todos tienen, tenemos, el derecho de figurar en la historia. No existen clases sociales con más derechos que otras ya que todo el mundo ha contribuido a poner puntos o quizá comas, en la historia de un país. Te digo como Fernando: Muy buena entrada.

Brisas y besos.

Malena

DULCE dijo...

Excelente entrada niñas!
Debe ser dificil encontrar...se con lo que ustedes descubren, con tanto esfuerzo...vaya que valió la pena!
Esa imagen es sublime!
Gracias por contarnos la otra parte de la historia, la que se escribe desde lo mas profundo, sin distinciones.
Estan haciendo un trabajo soberbio!
Besos X dos
Dulce

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More